¿Cómo coordinarme con mi pareja para mejorar la educación de mis hijos?

Por Psic. Marilú Osorio P.

El 90% de los padres de mis pacientitos, tienen problemas de pareja por diferencias de cómo querer educar cada uno a sus hijos, muchos son conscientes de esta situación.

Educar a un hijo es una tarea sumamente complicada, pero ambos padres deben de estar presentas ante esta educación y no deslindarse de su responsabilidad.

Te paso algunos tips:

1.- Como padres platiquen acerca de que tipo de educación quieren brindarle a sus hijos, platiquen de las diferencias que tienen el uno con el otro, establezcan acuerdos (escríbanlos y péguenlos en un lugar visible para ustedes).

2.- En muchas familias, siempre hay un padre autoritario y otro permisivo, nuestros hijos evidentemente lo saben, es por esa razón que cuando establecemos un límite, norma o consecuencia, tú hijo intentará desacreditarla acercándose con su madre o padre, en algunas ocasiones por no querer implementar una consecuencia o involucrarme en el problema los padres suelen decir “no sé, pregúntale a tú mamá o papá” esto es lo que yo llamo “el juego de ping-pong”, no lo permitan, ambos padres deben estar en la misma sintonía, comuníquense aunque no estén juntos hablen de lo que sucedió, así, si mi hijo quiere empezar un juego de ping-pong no podrá porque obtendrá la misma respuesta de ambos padres.

Busquen soluciones tomando en cuenta ambos criterios.

3.- Es muy importante que dejes que tu pareja solucione el problema con tu hijo, no intervengas, entiendo que en muchas ocasiones entre padres no estarán de acuerdo y si es así platica con el cuando tu hijo no este en casa o presente, ayúdale y hazle saber lo que quizá hizo bien o mal, tomen en cuenta estos comentarios, recuerden que cuando nos enojamos nos exaltamos mucho y luego no sabemos ni lo que dijimos, hicimos o simplemente herimos; háganse ver lo que acordaron en un principio, escuchen también las razones del porqué sucedió tal situación. Si como padre te afecta o te es incómodo estar presente en ese momento de la situación retírate.

4.- Establezcan señales de alerta muy discretas cuando alguno de los padres está sumamente exaltado, yo siempre les recomiendo una caricia en la espalda o en el brazo, utiliza la frase “ya sigo yo” para intercambiar papeles y solucionar el conflicto mientras el otro se tranquiliza o bien pídele a tu pareja que te sustituya.

5.- Les mencionaba anteriormente, la educación de nuestros hijos siempre tiene que ir impartida por ambos padres, por lo tanto, divídanse los regaños. Recuerden uno dice la orden y el otro tiene que mantenerla, no se saboteen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *