¡Estoy embarazada! ¿Qué le pasa a mis emociones?

¡Estoy embarazada! ¿Qué le pasa a mis emociones?

Psic. Cristel Ortíz

Cuando hablamos del embarazo, todo mundo tiene comentarios en relación a los estragos que causan las hormonas en nosotras las mujeres, las mujeres de tu alrededor que han sido madres te comparten sus experiencias y las emociones que experimentaron en esa etapa, sin embargo es común que en este “apapacho” para la nueva mamá solo te hagan saber las cosas más comunes como que te pones “ansiosa” o “sensible”.

Hoy les escribo desde mi sentir y desde la experiencia de varias mujeres con las que he podido compartir en consulta, no cabe duda que cada una de nosotras vive el embarazo de manera distinta pero todas tenemos en común el movimiento emocional que esta experiencia genera, que se presenta con mucha intensidad por la simple presencia del cambio hormonal.

Durante el embarazo las emociones se viven como torbellino, cada emoción se intensifica, se desatan muchos pensamientos y sentimientos positivos y negativos, pasamos de la alegría a la tristeza en segundos, y aunque se vive muchas veces como algo desconcertante, esto es totalmente normal.

Si bien el llanto se vuelve fácil y la ansiedad y miedo se hacen frecuentes también hay emociones y sensaciones muy positivas que se presentan en el embarazo.

Es común que las mujeres nos sintamos mucho más asertivas y abiertas durante el embarazo como si el saber que estás gestando una vida te fortaleciera y te da una sensación de alerta que te mantiene siempre lista para lo que venga.

Muchas mujeres también reportan que durante el embarazo se sienten más independientes y más seguras de sí mismas, pues al explorar la capacidad del cuerpo y lo que difícil que es el proceso de gestación se vive como un logro personal.

Por otro lado es un hecho que andarás ligeramente más irritable y puede que estés más a la , defensiva, las hormonas son culpables además de que los cambios que se viven día con día no son siempre fáciles de asimilar.

Otras mujeres mencionan que durante el embarazo se sentían muy eufóricas, como en extremo felices, esto se debe a que las endorfinas aumentan en el embarazo, estas hormonas nos preparan para el parto procurando que tengamos el mejor estado de ánimo y por tanto fuerza para ese momento.

Por último es importante que sepas que los ataques de miedo y ansiedad son muy comunes, la mayoría de las mujeres tienen dudas con respecto al trabajo, a su vida en pareja y sexualidad, con respecto a su capacidad para ser madres, a perder su independencia y sobre los cambios de su cuerpo. El miedo al futuro también es común y es muy probable que tengas pensamientos catastróficos de manera constante.

Lo importante es que sepas que todos estos cambios son normales, no te asustes, tener un hijo (a) es un cambio muy importante y es normal que haya un poco de miedo combinado de emoción. Ahora que si tu identificas que tu embarazo está siendo en extremo pesado para ti en lo emocional recuerda acercarte a tus emociones y pedir ayuda, las mujeres no tenemos porqué vivir esta etapa deprimidas o ansiosas, merecemos disfrutar de esta etapa o estar lo más tranquilas que se pueda.

La emociones varían según el embarazo y la persona, pero para todas es un paso a lo desconocido, si está siendo difícil o casi imposible vivir tu embarazo tranquila (con los cambios emocionales normales) no dudes en pedir ayuda, acércate a tus emociones y fortalece tus lazos con ese bebé que llevas dentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *