La discriminación de género

La discriminación de género

Psic. Cristel Ortíz Rodriguez

Hoy parece ser un tema muy vigente, la discriminación a las mujeres y a los hombres por el hecho de pertenecer a ese género parece ser un tema que llama la atención del mundo entero, ningún espacio social, área de trabajo, escuela o familia es ajeno al tema. Creo que es dar un paso adelante con el simple hecho de hablar del tema y dos pasos adelante si se denuncia algún tipo de discriminación. Pero, ¿Qué pasa cuando no se si estoy siendo discriminado por mi género?

Esta parece una pregunta tonta, pero no lo es. La discriminación de género se ha vuelto parte de nuestra cultura y eso hace que a veces no nos demos cuenta de que estamos discriminando o siendo discriminados, cuantas veces no hemos dicho o escuchado. “corres como niña?, “todos los hombres son iguales”, “las mujeres son chismosas”, o bien cuantos de nosotros nos enfrentamos al machismo o al feminismo que lastima, “los hombres no sirven para nada”, “las mujeres de ahora están solas porque quieren opacar al hombre”.

Todas y cada una de estas expresiones son muestras del sexismo o discriminación de género. Como complemento, aquí te comparto algunas otras formas de discriminación de género que pueden no ser visibles por ser socialmente aceptadas pero que el hacerlas conscientes nos puede ayudar a exigir nuestros derechos y respetar los de los demás.

  1. El machismo / Feminismo

Debemos entender que mujeres y hombres somos igual de importantes, las mujeres no estamos para servir al hombre o viceversa, hombres y mujeres tenemos capacidades que nos pueden ayudar a complementarnos y también tenemos capacidades iguales que podemos explotar, ambos podemos limpiar, cocinar, tejer, bordar, cambiar pañales, o trabajar maquinaria, patear un balón de futbol, manejar un coche o moto, etc.

  1. Sexismo deportivo / artístico

Mujeres y hombres podemos desempañarnos en las mismas disciplinas, el arte no solo es femenino, el ballet, la escultura, la pintura o la poesía no es exclusivo de las mujeres, así como el futbol soccer o americano, el triatlón, la bicicleta o el tenis no es exclusivo de los hombres.

3. Sexismo en el trabajo

Mujeres y hombres merecemos el mismo pago y reconocimiento frente a las tareas que hacemos igual, en este momento aún existe una diferencia a favor de los hombres en relación al pago en sus puestos aun cuando hacen la misma labor que las mujeres. También el día de hoy todavía muchos hombres de enfrentan al rechazo en puestos donde generalmente hay mujeres como por ejemplo “ser niñeros”, “educadores” o hasta psicólogos.

  1. Sexismo en el lenguaje

Como mencioné al inicio el lenguaje está cargado de prejuicios en relación al género, eliminemos las expresiones de rechazo al hombre o a la mujer y mejor hagamos grandes sus fortalezas.

Seguramente muchas de estas formas de discriminación las vives, mi invitación es a que las hagas conscientes y trates de modificar y en la medida de lo posible guiar tu comportamiento y el de otros para que estas diferencias no se conviertan en una fuente de rechazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *