Los amigos: la familia elegida

Los amigos: la familia elegida

Psic. Cristel Ortíz Rodríguez

En nuestra cultura nos educan siempre con la idea de que “la familia es primero”, y con familia siempre nos referimos a los padres, hermanos o familia extendida como abuelos, primos, sobrinos o tíos, pero hay un tipo de familia que no comparte nuestra sangre, pero que no por eso pierde significado para nosotros, esa familia son los amigos.

Los amigos son esas personas con las que compartes un afecto puro que va creciendo con el tiempo y con el trato constante. Hacer amigos es un trabajo de tiempo completo, es construir una relación de todos los días, la relación de amistad no tiene el ingrediente de la consanguinidad entonces eso hace que tengamos que dedicarle un tiempo especial a su formación.

Tener amigos tiene grandes efectos positivos para la formación de la personalidad y hasta para la salud. Con los amigos desarrollamos nuestra identidad, es en ese grupo que aprendemos a amarnos y ser auténticos, pero al mismo tiempo es en ese grupo donde podemos pulir esas áreas de nosotros que no nos encantan, con los amigos aprendemos el concepto de empatía y sobre todo con los amigos aprendemos que es necesario pertenecer a un grupo, nuestro “ser sociales” se hace más evidente.

Por otro lado, hay estudios que sostienen que las personas con amigos viven más y tienen mejor salud y que las personas que no tienen salud cuando están rodeados de amigos se recuperan mas rápido.

El concepto de amigos es muy personal, hay gente que tiene cientos de amigos y gente que tiene uno o dos, lo importante es que esta relación tenga calidad, con calidad me refiero a que nos haga crecer y fortalecer nuestra personalidad.

Otro aspecto a considerar es que la relación de amistad evoluciona con el tiempo, así como cualquier otra relación, entonces debes estar preparado para evolucionar junto con tus amigos, aprender a respetar los procesos de tus amigos y sus nuevos intereses, para así poder conservar esa relación.  Por último, debes considerar que la relación de amistad debe hacerte crecer, si la relación no aporta nada bueno a tu vida esta relación no es de amistad y no debes mantenerte ahí, las relaciones de amistad también pueden tornarse tóxicas, así que debes tener cuidado, las amistades deben proporcionar cuidados y fortalecer siempre.

La amistad debe ser recíproca, debe ser un espacio de confianza y debe ser un espacio de libertad, si no puedes ser tú mismo, si das más de lo que recibes y si no confías en tus amigos entonces estos no merecen este título.

Recuerda, quien tiene amigos tiene tesoros que debe cuidar todos los días, date el tiempo de cuidar tus relaciones sociales porque a través de ellos te cuidas a ti mismo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *