¿Mi boda o la tuya?

Es mi momento, son mis emociones, es mi sueño… ¿te atreves a vivirlo?

Por Psic. Marilú Osorio

La planeación de una boda debe ser un proceso especial, en el que efectivamente te toparás con mil propuestas, confusiones, decisiones y estrés, sin embargo, mi pareja y yo llegamos al acuerdo de planear en un año y ha sido la mejor decisión ya que como mujer no te conviertes en la típica bridzilla.

Cuando tienes un claro ejemplo de lo que quieres para tu boda porque la haz planeado en el transcurso de tu vida posiblemente sea complicado, porque efectivamente existe una obsesión; Si no tenías ni idea de cómo la querías, como es mi caso, disfrutarás mucho de tu boda porque elegirás de manera espontanea, tienes la mente abierta a miles de opciones, gustos.

Lo mejor que pude haber hecho fue contratar a una wedding planner, eso me ha brindado muchísima tranquilidad en mi proceso ya que en verdad se encargan de todo, si quieres disfrutar de tu boda hazlo, ¿cómo elegirla?, definitivamente tienes que hacer muchísima empatía, conoce su trabajo, por ejemplo, yo siempre seguí la página de Mariana (mi wedding planner), me identificaba con el trabajo que realiza, simplemente me enamore de las bodas que ha planeado, aparte de que nos llevamos súper bien y es lindísima, me entiende perfecto en todo lo que deseo para ese día.

Pero ¿qué es lo más difícil emocionalmente?

1. – Si vives aún en casa de tus padres, esta separación será dolorosa ya que sigues siendo la niña consentida de casa, aún vives con reglas y con altibajos emocionales constantemente (ya quieres tener tu propio hogar, formar una familia, pero no quisieras desprenderte de tus padres y más cuando has mantenido una buena relación con ellos, en caso contrario lo sentirás como la escapatoria perfecta).

En caso de que ambos novios vivan de manera independiente pero al final, tendrán que compartir un espacio, su nuevo hogar, este proceso de adaptación es sumamente complicado pero sean pacientes, son parte de las etapas de formar un matrimonio.

Involucra a tus padres en todo momento de la planeación recuerda que ya estás viviendo un proceso de duelo y el que ellos sean más conscientes es mejor para ambos porque al final tendrán que soltarse, por ejemplo, recuerdo que mi madre obvio me ayudo a buscar vestidos de novia y en cuanto lo elegí, invité a mi padre para que lo viera, ¿porqué?, porque sé que es un momento que teníamos que vivir el y yo, dónde ambos lloramos y sé que el día de la boda será muy emotivo pero quizá no lloremos más de lo normal.
2. – Suena tonto, pero es real, planear la boda sin que nadie se queje, tienes que ser egoísta, es TÚ BODA y es un momento ÚNICO, piensa en ello, sé que quizá quieras satisfacer a los demás pero si lo haces dejará de ser la BODA que tanto deseas y perderá su esencia, la gente que no este de acuerdo no asistirá o se quejarán, así que no te sientas mal, creo que todas las bodas han sido criticadas, pero recuerda, es tu momento.
Tienes que ser asertivo, aprender a decir “NO”, aunque te este costando mucho trabajo, por ejemplo, en mi caso me duele de corazón no poder invitar a niños ni a sobrinos porque en verdad son muchísimos y si invitas a uno tienes que invitar a los demás; no falta el típico papá que te pedirá un espacio para sus hijos (porque efectivamente aunque pongas en invitación, preguntarán), en verdad sé razonable y piensa en tu presupuesto, lo que si puedes hacer es invitarlos a la misa o bien ceremonia civil. Esto también sucede con tus amigos o amigas que quieren llevar a un date.

3. – Elección de lugar e Iglesia
Complicadísimo, en ocasiones es frustrante porque ambas tienen que coincidir y tienen que acercarse a tu presupuesto, busca opciones, pídele a tu wedding planner que te ayude.

4. – Dress Code
Tus invitados seguro se enojarán si estableces un dress code, más cuando vivimos en playa, pero nuevamente sé egoísta, piensa como quieres verlos vestidos, mi futuro esposo decidió que fueran de traje y nuestra boda será en un lugar abierto, si, si hay quejas pero él es el más decidido, y eso es lo que cuenta, la gente que realmente quiera acompañarte en ese momento y te ama no te pondrá peros ni pretextos, si sí, ni te preocupes, escucha y mantente firme.

5. – Elección de vestido
Asiste a todas las tiendas, pruébate todos los vestidos que quieras, luego terminas eligiendo el que menos esperabas, nuevamente escucharás comentarios, pero recuerda que TÚ decides, no dejes que nadie lo haga por ti; ¿cómo saber cuál es el vestido?, efectivamente, sientes muchas emociones inexplicables, simplemente sabes cuándo es el vestido, por ejemplo yo lloré y dije, “este es mi vestido”, simplemente lo sabes, lo sientes.

6. – El dinero
Efectivamente, las bodas son las fiestas más caras que puedan existir, pero no te estreses, típico que todo mundo te dice wooow que padre planear una boda, nooo, es sumamente estresante, porque no dejas de pagar, pero bueno es importante que vayas eligiendo las cosas que quieres para tu boda, porque aunque no lo creas, los famosos gorros, gorras, vasos, chanclas, etc. son gastos hormiga que si los juntas será gran parte de presupuesto.
Regreso al tema de los invitados y los niños, un espacio cuesta muchísimo, pero tendrás que seleccionar a la gente más cercana a ti, sé consciente que quizá no puedas invitarlos a todos, pero no te sientas mal, ya tendrás otra oportunidad de invitarlos a otro evento.
Como tip, una amiga me comentó que hay muchas bodas en las que invitan al amigo y no a la novia o novio, es una idea para que no te estreses más.

7. – Tus amigas, tus damas
Tener damas es la mejor decisión, te brindará tranquilidad, porque las amigas que realmente te quieren, deciden vivir este momento contigo, te apoyan, te preguntan constantemente que necesitas y te ayudan muchísimo porque efectivamente necesitarás apoyo para mil cosas como por ejemplo, apoyarte emocionalmente, en hacer acomodo de mesas, confirmación de invitados, decisiones en la boda, comparar tela para vestidos, apoyo para ir al baño, etc.

8. – Tu nuevo hogar
Si no tienes donde vivir lo ideal es que vayas con tu pareja a buscar casa o departamento, lo más importante es que sea un espacio que ambos se sientan cómodos y disfruten, ya que aunque no lo crean esto ayuda al proceso de adaptación al matrimonio, hay miles de cosas más, pero ambos decidan como amueblar, cuadros, colores, etc.

9. – Luna de miel
Váyanse de luna de miel a dónde ustedes quieran y el tiempo que puedan, muchos opinarán, pero recuerda esta es tu historia y decide dónde quieres continuarla, que aventuras quieres vivir, lo importante es que ambos disfruten cada momento, sea mágico e inolvidable.

Recuerda que todos hablaran, opinarán y se quejarán, si entras en un momento de confusión pregúntate ¿es tu boda o la suya?, escucha, da tu punto de vista y sé educada/asertiva al responder, este es el comienzo de tu vida en pareja, ¿cómo quisieras iniciarla?, disfruta cada momento, imagínatelo, vívelo, siéntelo, es tuyo.

2 thoughts on “¿Mi boda o la tuya?

  1. Carla

    Serás la novia más linda del mundo!
    Nunca olvides… que será lo que tú quieras, tus decisiones, tus gustos, tus ideas!
    ES TU DÍA, ES TU MOMENTO… ES TU BODA!!!
    Alonso y yo te amamos casquito 💕😘

    Reply
    1. Cristel Ortiz Post author

      Muchas gracias Casqui, gracias por todo tu apoyo, amor, amistad incondicional! los adoro y amo!

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *