“No soy pasivo ni soy agresivo, soy asertivo”

“No soy pasivo ni soy agresivo, soy asertivo”

Psic. Cristel Ortiz

 “El comportamiento asertivo” es definido como un comportamiento que busca proteger nuestros derechos y a su vez nos ayuda a obtener las cosas que merecemos, esto con la consideración de que esta defensa de nuestros derechos y demanda de lo que necesitamos no se haga de manera agresiva.

La asertividad está en el punto medio entre la pasividad y la agresividad, pongamos una situación, digamos que han pasado dos días después de la quincena y tú no has recibido tu pago, si tu estilo es pasivo esperarás hasta que las personas indicadas te depositen o te den una razón al respecto aun cuando tienes necesidad de tu dinero, por otro lado si tu estilo es agresivo te enojarás e irás a reclamar con gritos e insultos con el fin de exigir tu pago. Ahora, la persona asertiva encontrará el punto miedo entre los dos estilos anteriores, entonces se acercará y preguntará las razones que han llevado a la falta de su pago, al mismo tiempo que expone sus necesidades con firmeza y con decisión.

Lograr la asertividad nos facilita el cuidado de nuestros derechos al mismo tiempo que muestra respeto por los demás.  La premisa de la persona asertiva es: “defiendo mis derechos sin afectar los derechos o integridad del otro”.

Si tú detectas que tu estilo no es asertivo no debes preocuparte, la asertividad es una habilidad que puede trabajarse, en terapia aplicamos técnicas que nos ayuda a desarrollar la habilidad, estas técnicas de manera general buscan enseñar a las personas a utilizar palabras adecuadas, a modular el tono con el que se solicitan ciertas cosas, a mejorar la postura y sobre todo a adquirir el tono emocional adecuado para poder conseguir lo que requerimos al mismo tiempo que respetamos a las otras personas.

Algunos ejemplos de comportamiento asertivo incluyen: dar a conocer tus deseos, expresar tus sentimientos y opiniones, negarte a las proposiciones de otros que no deseas cumplir, y no dejar que otros abusen de ti.  Entonces de manera general ser asertivo implica un profundo respeto a ti mismo, a tu libertad de expresión y a tus necesidades.

Atrévete a ser asertivo verás que la vida se facilita mucho cuando tienes un estilo así.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *